El colegio: primeras lecciones sobre alimentación saludable

Casi dos millones de alumnos comen en el colegio en España, por lo que el comedor escolar se convierte en el lugar ideal para impartir las primeras lecciones sobre alimentación saludable.

Sin embargo, menos de la mitad de los colegios españoles cuentan con cocina propia en sus instalaciones –concretamente, un escaso 37%.

La alimentación está íntimamente relacionada con un problema que se ha multiplicado en nuestro país en los últimos años: la obesidad infantil.

Una enfermedad que, además, está asociada a otras afecciones como la diabetes, y a unos peores resultados académicos.

Según los expertos, para sentar las bases de una alimentación saludable en los estudiantes, lo ideal es que el servicio de comedor cuente con cocina propia y que el menú esté elaborado por un nutricionista

Logos International School –colegio privado en Las Rozas de Madrid-, en su compromiso con la promoción de hábitos de vida saludable, cumple con estos dos requisitos.

Comedor escolar con cocina propia

El comedor de Logos International School cuenta con cocina propia y dos salas divididas por etapas. 

El hecho de contar con nuestras propias instalaciones de cocina facilita que podamos ajustarnos a las necesidades individuales de los alumnos, tales como alergias e intolerancias.

El comedor de El Ruedo está adaptado en tamaño y forma para facilitar el uso y el acceso a los estudiantes más pequeños, los de 1º de Primaria. Por su parte, el comedor del edificio central, se subdivide en dos partes. Una parte para los alumnos de Primaria y otra para el resto. 

Un menú mensual elaborado por un nutricionista

Cada mes, subimos a nuestra web el menú mensual realizado por un nutricionista. Además, tenemos en cuenta las necesidades nutricionales de los alumnos según su edad, así como las necesidades personales que se plantean.

Entre las principales características para crear el menú escolar ideal, se encuentran:

  • Evitar los azúcares añadidos, grasas hidrogenadas y aditivos.
  • Incorporación de fruta de temporada como postre principal después de cada comida. Aunque también se puede dar como opción un lácteo.
  • Apostar por el pescado blanco, en lugar de subproductos del pescado.
  • Las guarniciones deben estar, en su mayoría, compuestas por verdura.

Y por supuesto, estas primeras lecciones de alimentación saludable en el comedor escolar, tienen que estar complementadas por el tentempié de media mañana y los buenos hábitos adquiridos en casa.