La situación de confinamiento en alumnos y los cambios de vida provocados por la crisis del COVID-19 pueden producir secuelas psicológicas en los niños y un gran impacto emocional a medio y largo plazo.

Ayudar a nuestros pequeños a superar esta etapa debe ser nuestra meta, y como padres, informarnos sobre ello es la mejor manera de hacerlo. En Logos International School nuestra principal misión es velar por la educación y bienestar de nuestros alumnos en casa. Por eso queremos mantener informada a toda nuestra comunidad de padres sobre las consecuencias que puede tener el confinamiento en los alumnos.

¿Qué debemos prevenir después del confinamiento en alumnos?

Después de haber pasado esta situación de incertidumbre y preocupación con la pandemia del COVID-19, es normal que tus hijos puedan presentar algunos síntomas derivados del confinamiento.

Como padres, es importante estar alerta ante estos síntomas y saber cómo solucionarlos. Aquí te mostramos algunos rasgos que debes observar y detectar en tus hijos en la etapa post confinamiento.

Miedo excesivo

Es normal que después de haber vivido una pandemia mundial, los niños y adolescentes quieran sentirse mucho más interesados tanto por su salud como por la de sus seres queridos. Sin embargo, sufrir de forma excesiva el miedo al contagio o la enfermedad, puede acarrear graves consecuencias en su entorno.

Cambios de humor, irritabilidad y carácter difícil

Al tratar de aceptar la situación y lo vivido anteriormente, es probable que los niños estén más expuestos y también mucho más sensibles. Como resultado, pueden mostrarse más tristes o llorar con más facilidad. Las rabietas, los enfados y las peleas entre hermanos también pueden volverse más habituales.

Signos de ansiedad

Si tus hijos presentan alteraciones del sueño, pesadillas, frustración y aburrimiento constante post confinamiento, podría tratarse de ansiedad. Tras meses sin poder ver a sus amigos, saltar, correr, hacer ejercicio físico y expandir toda su energía, es probable que algunos de estos síntomas de ansiedad aparezcan en su día a día.

Apatía y rechazo a la interacción social

Otra alerta que no podemos dejar pasar es el temor o reticencia de los niños a salir de casa. La falta de contacto personal con otros niños o compañeros puede provocar la falta de interés social en los más pequeños, en especial, en los más tímidos. Como alumno, el niño puede crear rechazo o desgana ante las actividades escolares online.

Abuso de la tecnología

Tanto tiempo en confinamiento, puede crear un mal hábito en los niños y adolescentes respecto a la tecnología. El uso excesivo de las redes sociales o un abuso del ocio centrado solo en las pantallas puede generar, incluso, problemas de adicción a los videojuegos.

Consejos para combatir los efectos psicológicos post confinamiento

Establece horarios

Es importante ofrecer cierta estabilidad y seguridad a los niños y adolescentes que les ayude a mantener una rutina. Una forma sencilla y creativa de hacerlo, es establecer un horario para cada una de sus actividades. Comida, higiene, sueño, ocio, ejercicio e implicarles en la organización y en las tareas del hogar.

Continuar y reforzar su aprendizaje

Si bien es cierto que el mundo se ha paralizado por un tiempo, esto no significa que el aprendizaje de nuestros alumnos también lo haga. Es por eso por lo que en Logos International School, recomendamos a los padres que incentiven a los alumnos para seguir cumpliendo con sus responsabilidades. Mantener el contacto con sus profesores, reforzar su esfuerzo y felicitarles por el trabajo bien hecho, son las claves.

No forzar sus sentimientos

Es normal que los niños puedan mostrarse temerosos y reticentes a salir de casa. En estos casos, es necesario estar tranquilos y no forzar la salida a la calle. Es importante hacerles saber que sus temores son válidos, pero que siempre y cuando se sigan las normas, no habrá ningún problema.

Supervisar el acceso a la tecnología

El uso de las redes sociales permite que los niños y adolescentes puedan mantenerse conectados con sus amigos y compañeros. Al estar comunicados, podrán sentirse menos solos e incluso, esta comunicación podrá contribuir a calmar parte de su estrés. Para que el uso de la tecnología sea un aliado, hay que supervisar los contenidos a los que acceden nuestros hijos, impedir que se aíslen en su habitación, limitar el tiempo de uso del videojuego y animarles a hacer ejercicio físico.

Desde Logos International School,  colegio privado situado en Las Rozas de Madrid, nuestra recomendación es poner toda la atención en el comportamiento de los niños a partir de ahora, para poder identificar correctamente cualquiera de estas situaciones.

¿Has oído hablar del

BACHILLERATO INTERNACIONAL

y no sabes qué es?

¡CONOCE el IB Y NO TE QUEDES SIN TU PLAZA!

- Llámanos al 916031806 o escríbenos a

admisiones@colegiologos.es -

0

 INFÓRMATE EN ESTE ENLACE.