¿Es fácil reducir el estrés adolescente? No siempre. Y es que, si somos sinceros, nosotros mismos, como adultos, pues tenemos más herramientas para encontrar el camino adecuado de la vida, también acabamos por estresarnos, ya que el mundo, a veces, lo es.

Ahora bien, por suerte, contamos con herramientas y armas para que las situaciones tales como las que nos provocan estrés puedan ser superadas, y también para que los adolescentes salgan de ellas con inteligencia emocional y capacidad física.

Descubre cómo reducir el estrés adolescente

Aunque como adultos pensemos que los jóvenes no tienen tantos motivos como nosotros para sentir estrés, la realidad es otra: los chicos pueden sufrir ansiedad y nerviosismo, pues hay muchas causas en su vida que les provocan estas situaciones.

Pensemos en sus estudios, en sus relaciones personales y sociales, que en esta fase de la vida son clave y en ocasiones complejas, la necesidad de estar al tanto de todo, tanto con sus iguales como con su familia, etc. Todo ello requiere de responsabilidad, concentración, fuerza, energía…

Los chicos tienen sus propias metas, y han de estar a la altura que se requiere de ellos para cumplir. Si las expectativas, tanto las que se ponen ellos como las que les imponemos los adultos, son demasiado altas, el estrés y la ansiedad no tardarán en aparecer.

Dicho lo cual, veamos algunas ayudas que podemos aportar al mundo adolescente para que no lleguen a sufrir estas situaciones tan poco adecuadas a su desarrollo vital.

Equilibrio adecuado

El primer paso es encontrar el equilibrio adecuado entre responsabilidades y tiempo de disfrute. A veces, el adolescente quiere estar todo el día sin hacer nada. En otras, es más bien al contrario, tiene tanta carga lectiva que apenas le quedan horas para sí mismo.

Sea como fuere, hay que encontrar el equilibrio inteligente entre carga lectiva, tareas domésticas y tiempo para sus hobbies, para estar con sus amigos y para descansar y disfrutar de sus ratos libres.

Planificación diaria

Una buena planificación del día ayudará al joven a tener tiempo para todo sin que tenga que, por ello, caer en estados estresados. Por las mañanas, lo común es ir al instituto o al colegio. Después, podrá descansar un rato, estudiar y, acabado todo, hacer alguna actividad agradable, ya sea usar el ordenador e internet, estar con amigos, ver una película…

No desviarse del plan

Un plan puede ser perfecto, pero si no se cumple, ¿de qué sirve? Es importante no desviarse del plan marcado. El adolescente debiera estar al día con lo que ha planificado para no perder sus rutinas. Es mucho más fácil evitar así el estrés que provoca, por ejemplo, el tener un examen y no haberlo estudiado de manera adecuada previamente.

La ayuda necesaria

Hay que enseñar a los niños y a los adolescentes a pedir ayuda cuando la necesiten. Si el colegio, el instituto o alguna cosa de su vida lo está estresando, debemos inculcarle la importancia del apoyo de otras personas cercanas, pues somos seres sociales y nos hacemos más fuertes en comunidad.

La importancia del estrés

El estrés es una herramienta que nos permite ir a más en ciertos momentos críticos. Los chicos deben entenderlo así, pues les permitirá mejorar ante un examen, por ejemplo. Eso sí, deben saber que vivir permanentemente estresados no es bueno ni saludable, ni siquiera normal. Si aprenden esta diferencia, entenderán los beneficios del estrés.

Recuerda otros consejos útiles que te ofrecen los expertos de Logos International School Colegio privado bilingüe en las Rozas de Madrid, como el sueño adecuado, el ejercicio físico diario o la alimentación saludable. Si necesitas más ayuda, no tardes en contactar con nuestro gabinete psicopedagógico especializado para reducir el estrés adolescente.

 

¡ÚLTIMAS PLAZAS!

en 2 y 3 años.

 

¡NO TE QUEDES SIN TU PLAZA!

 

- Llámanos al 916303494 o escríbenos a

admisiones@colegiologos.es -

y

 CONSULTA DISPONIBLIDAD.