No es una tarea sencilla lograr que tu hijo adolescente coma de todo. Tampoco va a resultar fácil conseguir que todo cuanto ingiera sea sano. Si a estas alturas no hemos tenido éxito en esta labor… ¡No desesperes! Todavía quedan opciones y hay posibilidades para que tu chico descubra la necesidad de una alimentación equilibrada.

De hecho, así lo estima la AEP, la Asociación Española de Pediatría, que tiene especial interés en convencer a los padres para que practiquen la alimentación sana con sus hijos para evitar problemas de salud como la obesidad o la diabetes, y también para conseguir que los jóvenes crezcan en ambientes saludables, lo que, a su vez, es conveniente para su estabilidad psicológica.

Descubre cómo hacer que tu hijo adolescente coma de todo

Dicho lo cual, vamos a ir entrando en materia para lograr que esta etapa de grandes cambios en la vida de los jóvenes sea más llevadera gracias a la alimentación correcta.

Cuidado con las influencias

Una de las mayores influencias que va a tener tu hijo a lo largo de su vida son las amistades. Si el joven va con otros chicos que no comen bien, y que solo toman comida basura, es muy probable que él haga lo mismo, que se compare y que le parezca relativamente normal.

Lo mismo sucede con la publicidad, que generalmente se centra en alimentos con exceso de grasa y azúcar. Dichas ofertas llenan su correo electrónico y sus conexiones en las redes sociales.

Así pues, siempre dentro de nuestras posibilidades, tratemos de crear un ambiente óptimo en torno al niño, con gente que coma bien, que disfrute de todo tipo de alimentos, y que se mantenga equilibrado. Cuanto antes empecemos, más posibilidades de tener éxito.

Desayuno adecuado

Comenzaremos por el desayuno. Es necesario que los adolescentes lo hagan siempre, y que tenga los tres grandes pilares de la alimentación, que son los cereales, la fruta y los lácteos. Si desayuna bien, luego no tendrá tanta hambre durante el día.

¿Cómo podemos hacerlo? Es tan sencillo como apostar por el vaso de leche, una tostada de tomate y una pieza de fruta. Busquemos los ingredientes que más le gusten y, si hay que apostar por cacao en la leche, echémoslo.

En su defecto, también se puede intentar que tome un tazón de cereales y muesli. Es equilibrado e incluye lácteos y lo necesario. si le gusta más, apostemos por ello.

Comidas, almuerzos y cenas

En este punto toca evitar la bollería industrial, cosa que no es nada fácil. Tampoco se deben introducir chucherías, pues contienen muchas grasas y azúcares vacíos.

Lo ideal será un almuerzo con bocadillo y alguna pieza de fruta, pero no es sencillo. Podemos apostar por un zumo de naranja natural, que suele ser más del gusto de los adolescentes. Luego, en la comida y en la cena, ya sí que ingerirá mayor cantidad de calorías.

Se debe enseñar a los adolescentes a comer con cabeza. Y es que, en esta fase, necesitan mucha energía, por lo que requieren de gran cantidad de alimento. Ahora bien, debe ser algo que les entre por el ojo, y también por el olfato.

En muchos casos, los chicos tienden a apostar por pastas, hamburguesas, perritos calientes y alimentos excesivamente grasos. Así pues, debemos aprender a mostrarles comidas más sanas de forma apetitosa, mezclando con salsas sabrosas y adecuadas, por ejemplo.

Y todo ello logrando que los adolescentes coman sin entretenimientos. Evitemos que usen el teléfono móvil, que esté la televisión puesta mientras dure la comida, etc.

Hacer que tu hijo adolescente coma de todo no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Si quieres más consejos, no dudes en ponerte en contacto con el equipo profesional de Logos International School. Nuestros expertos pueden ayudarte.

 

¡ÚLTIMAS PLAZAS!

en 2 y 3 años.

 

¡NO TE QUEDES SIN TU PLAZA!

 

- Llámanos al 916303494 o escríbenos a

admisiones@colegiologos.es -

y

 CONSULTA DISPONIBLIDAD.