La alimentación en la etapa de crecimiento es esencial para un correcto desarrollo físico y mental, así como para evitar enfermedades, tales como la obesidad infantil. Por eso, es importante adquirir buenos hábitos alimentarios en la infancia, ya que cambian muy poco en los años posteriores.

El aprendizaje por imitación no solo se produce en casa, sino que influyen también el ámbito escolar y el entorno más cercano formado por familiares y amigos. Pero la mayor parte del peso de la educación saludable recae en padres y madres, que deben racionar correctamente las necesidades nutricionales en las cinco comidas del día: un 25% en el desayuno, un 30% en la comida, un 15% en la merienda y un 30% en la cena.

Las comidas deben incorporar frutas de temporada, verduras, lácteos, carnes poco grasas, hidratos de carbono complejos y fibra, a la vez que evitan alimentos procesados y refrescos; los niños deben beber, prácticamente en exclusiva, agua

El comedor escolar ideal

Casi dos millones de niños comen en el colegio en España, por lo que es de vital importancia asegurarse de que asisten a un centro educativo con un comedor escolar de calidad, que contribuya a inculcar hábitos de vida saludables en los más jóvenes de la casa. 

Según los expertos en nutrición, el comedor ideal debe ofrecer un primer y segundo plato, así como un postre; el menú de la comida debe cubrir en torno al 30% de las necesidades energéticas diarias; y por supuesto, debe promocionar los hábitos de vida saludables. Tampoco podemos olvidar que, a veces, la programación del comedor puede ser correcta nutricionalmente hablando, y sin embargo, nada atractiva para los niños. Es por eso que también hay que cuidar este aspecto y elaborar el menú de forma llamativa.

Aunque las bases son las mismas en la nutrición de niños y de adultos, las pautas nutricionales diarias varían dependiendo de la edad, por lo que los menús deben estar adaptados y desarrollados por un experto en nutrición.

Educación saludable en Logos International School

Entre nuestras instalaciones, contamos con una cocina propia que elabora diariamente un menú equilibrado, supervisado por un nutricionista. Además, ajustamos la alimentación del alumnado a sus necesidades individuales, como alergias e intolerancias. Y como la manera de cocinar los platos es importante, en Logos preparamos la mayor parte de los alimentos del comedor al horno, al vapor, cocidos o a la plancha.

Hay dos comedores divididos por etapas. El comedor del edificio de El Ruedo es utilizado por los alumnos de 1º de primaria, mientras que el situado en el edificio central se divide en dos zonas, una para los estudiantes de primaria y otra para los de secundaria y bachillerato.

Los menús se componen de platos equilibrados, que combinan vegetales, proteínas e hidratos de carbono, en las cantidades recomendadas por los expertos para cada edad.

Nuestro principal objetivo es formar parte activa de la educación saludable de nuestros alumnos, llevando así una estrategia conjunta con las familias, para que nuestros jóvenes estudiantes se desarrollen adecuadamente. 

Déjanos tu teléfono y te llamamos