Es una situación indeseada, pero que puede ocurrir, ya que los chicos, cuando atraviesan ciertas edades como la adolescencia, sufren cambios en un tránsito de la niñez a la adultez que no siempre es fácil. Por eso queremos darte algunos consejos para que sepas cómo actuar si tu hijo adolescente no te habla.

¿Recuerdas las rabietas de tus pequeños cuando tenían apenas unos pocos años? Pues piensa en algo parecido, pero ahora desde la perspectiva de un joven que ya supera los 13 o 14 años. Es una forma de “castigo” cuando surge una discusión, un desacuerdo, cuando los chicos no logran lo que quieren, etc.

Obviamente, esta situación puede tensar mucho el ambiente en casa. Por eso hay que solucionarlo, pero sin precipitaciones, llevando todo a su ritmo.

Y es que, por muy comunicativos que seamos como padres y adultos, nadie está libre de que, en un momento dado, un adolescente se enfade con nosotros y opte por no hablar. Además, este fenómeno suele ir acompañado de malas caras, expresión hosca, actitud desafiante, etc.

Descubre cómo actuar si tu hijo adolescente no te habla

Veamos cómo puedes actuar si tu hijo adolescente, por el motivo que sea, ha dejado de hablarte. Aquí van algunos consejos que te podrían resultar útiles.

Envíale un mensaje correcto

No se tratar de hablar con él directamente, solo hacerle saber que lo entiendes, y que su actitud, de cualquier forma, no va a servir para que consiga su objetivo. Será mejor discutirlo abiertamente y con las maneras adecuadas.

Digamos, por ejemplo, que un joven quiere estar más tiempo del permitido con sus amigos. Podemos hablar con él calmadamente y decirle: “Sé que te quieres quedar más tiempo en la calle con tus amigos, pero no hablarme no mejorará la situación. Charlemos y tratemos de encontrar un acuerdo positivo para todos”. Muestras que tienes el control, pero le otorgas la oportunidad de negociar y darle responsabilidad sobre su destino próximo.

Muestra las consecuencias

Siempre que consideres que el hecho de que el chico no te hable es un comportamiento que no puedes aceptar, debes mostrar que su actitud inadecuada tendrá consecuencias. Así le enseñas que su actitud no va a ser eficaz.

Puedes advertir de que su forma de proceder tendrá un desenlace que le gustará poco. Por ejemplo, que tú te acabes enfadado, que se quede sin su teléfono móvil, que no salga esa tarde con sus amigos…

No repitas su actitud

Podemos dejar de hablar con el chico, pero no será la mejor opción. Más que nada, conviene no ponerse a su altura. Si lo hacemos, demostramos que su actitud es correcta, pues nosotros la repetimos, lo cual es una justificación para él.

Tal vez no tengas ganas de comunicarte, pero tienes que considerar que eres la persona adulta y responsable. Por tanto, hay que empatizar, evitar el orgullo absurdo y mantener abiertos los canales conversacionales para arreglar el problema de forma calmada y sensata.

Mantén una actitud abierta

El punto anterior nos trae a este. Obviamente, hay que mantener una actitud abierta, conciliadora, tendente al diálogo y al consenso. Con paciencia, esperaremos a que el adolescente esté dispuesto a hablar. En ese momento, hemos de estar disponibles.

Mantener una actitud dialogante y amable no implica tener que aceptar todo. Simplemente se trata de estar dispuestos a escuchar sus argumentos y alcanzar acuerdos consensuados, pero eso no debe significar que el joven se salga con la suya en sus deseos si no tiene justificación.

Estos consejos te pueden ser útiles para actuar si tu hijo adolescente no te habla. En cualquier caso, puedes obtener más información gracias al gabinete de expertos de Logos International School.

 

¡ÚLTIMAS PLAZAS!

en 2 y 3 años.

 

¡NO TE QUEDES SIN TU PLAZA!

 

- Llámanos al 916303494 o escríbenos a

admisiones@colegiologos.es -

y

 CONSULTA DISPONIBLIDAD.