¿No te parece curioso que los chicos jóvenes pasen mucho tiempo leyendo los mensajes que intercambian en redes sociales y en apps de mensajería, pero luego no quieran hacer lo mismo con un buen libro? No es fácil crear el hábito de la lectura en adolescentes si no se ha trabajado desde niños, pero tampoco es imposible.

Leer actualmente se está convirtiendo en una especie de rara avis que cada día menos gente practica. Por fortuna, todavía quedan muchas personas que disfrutan de un buen libro, y, de hecho, hay gran cantidad de material para el disfrute de los más jóvenes de la casa.

5 consejos para crear el hábito de la lectura en adolescentes

Si un adolescente no se enganchó a la lectura de niño, no desesperes, pues nunca es tarde para lograrlo. La clave es ofrecerle una actividad que le vaya a resultar divertida, agradable y atractiva. Pero, ¿cómo lo hacemos? Veamos.

Conviértete en su ejemplo

Los adultos siempre debemos ser los mejores ejemplos para los jóvenes y niños. Si un adolescente no ha visto nunca a sus padres leer, será complicado que lo haga.

Una fórmula interesante, además de que el chico vea leer a sus padres, es hablar de libros de forma lúdica y natural. Por ejemplo, durante la comida, se puede charlar sobre lo interesante que es tal o cual obra, como si fuera una película o una serie. Es decir, de manera que no suene forzada ni obligada, podemos ir introduciendo a los jóvenes en lo interesante del libro, en su historia, en su desarrollo de personajes, de manera que despierte su curiosidad y quiera probar también con ese u otro título que le pueda resultar atractivo.

Elegiremos el formato adecuado

Hoy en día tenemos diferentes fórmulas para la lectura. Es cierto que leer tiene cierta exigencia, requiere de un esfuerzo. Pero encontramos otros formatos como los audiolibros, que los chicos pueden escuchar sin problemas para, aunque no lean como tal, sí amplíen su vocabulario, mejoren su nivel de concentración y adquieran mayor comprensión.

Si comienzan por los audiolibros y descubren que les atraen, es posible que, a posteriori, se adentren en las páginas de un buen libro, ya sea en papel o en un lector digital.

Elige el libro adecuado

Es muy probable que el libro que nos gusta a nosotros como padres no sea el que prefiere leer nuestro hijo adolescente. Hemos de entenderlo, pues seguramente nosotros tampoco leíamos lo mismo cuando teníamos 15 años que ahora.

Si tu hijo quiere leer algo que te parece poco interesante, es mejor dejarlo, pues para él sí que tiene interés. No pasa nada, pues unas lecturas llevan a otras y, a medida que madura, también sus gustos se van asentando y pueden variar con la edad. Y si no, pues tampoco es problema. Cada uno disfruta con las historias que más le atrapan.

No prohíbas títulos

Como adultos, podríamos tener la tentación de prohibirles ciertos libros por algún motivo. Por ejemplo, los escritos por youtubers o influencers. Pero no es buena idea, pues, además que podrían intentar leerlos a escondidas, realmente les damos una mala imagen de la lectura y coartamos su libertad, su experiencia y sus gustos.

Respeta su capacidad

No exijamos que un niño de 10 u 11 años se lea El Quijote. Además de permitirles lecturas que vayan a disfrutar, también hay que dejar que sigan su ritmo, buscando narraciones adecuadas a su edad. Si disfrutan de la experiencia, poco a poco querrán ir a más.

Desde Logos International School nos preocupamos en crear el hábito de la lectura en adolescentes, y también en niños. Todo cuanto es bueno para su desarrollo óptimo es tenido en cuenta por los profesionales de la docencia que conformamos este centro de enseñanza.

 

¡ÚLTIMAS PLAZAS!

en 2 y 3 años.

 

¡NO TE QUEDES SIN TU PLAZA!

 

- Llámanos al 916303494 o escríbenos a

admisiones@colegiologos.es -

y

 CONSULTA DISPONIBLIDAD.