Fútbol

En las primeras etapas del crecimiento, los niños desarrollan una serie de condiciones ideales para entrenar la movilidad. A partir de los 5 años la mayoría de los niños ya están preparados para dar sus primeros pasos en el fútbol: se adaptan mejor a los movimientos y suelen tener una mejor coordinación.

Las sesiones de entrenamiento siempre son divertidas y entretenidas. En la escuela, los niños no sólo aprenden técnicas y habilidades para robar el balón al oponente o marcar goles, también aprenden a trabajar en grupo y mejoran y desarrollan su psicomotricidad.

Controlado, sin excesos innecesarios y una adecuada preparación.

  • Incrementa la potencia muscular de las piernas 100%
  • Mejora la capacidad cardiovascular 85%
  • Estimula la velocidad de reacción, la coordinación motora y la visión periférica 75%
  • Aporta un aumento de la densidad ósea a nivel del fémur 80%
  • Aumenta la potencia del salto 70%
  • Incrementa los niveles de testosterona, lo que hará con que se forme más tejido muscula 85%
  • Oxigena la sangre 90%