Relatos de los alumnos del Colegio sobre el encuentro con Miguel Ángel Muñoz.

Algunos de los alumnos que asistieron a la charla con Miguel Ángel Muñoz y Pepe Casanova nos han dejado sus impresiones sobre lo que vivieron, sintieron y aprendieron.

“¡Me encantó! La charla que nos dió Miguel ÁNgel fue muy productiva: la actitud ante la vida, su profesión, la amistad, etc. Me gustó mucho que hablase de temas como los abrazos o como las nuevas tecnologías que, con sus ventajas, pueden hacer que este tipo de cosas se pierdan.

Cuando le vi entrar por la puerta y al principio de la charla no vi a un tipo especial, sino a alguien humilde, bromista y feliz que se reía con todo y no dejaba de sonreír.

Me pareció muy impactante el caso de la Tata, su gran referente, y la emoción con la que Miguel Ángel nos explicaba quién era: una señora que le ha ayudado mucho en la vida a ser positivo. También me gustó una frase que dijo cuando hablaba de su paso por el Real Madrid “cuando somos pequeños confundimos lo que nos gusta con lo que nuestros padres nos medio-presionan a hacer, porque a lo mejor a ellos les hubiera gustado ser eso”, aunque matizó que él no tuvo esa presión.

Me gustó también que hablase no solo de lo bueno, sino también de lo malo y sus altibajos en la vida. Él quería demostrar con eso que no era perfecto, que era una persona como otra cualquiera”.

(Alberto García, 4º de la ESO)

 “Antes de recibir la charla la verdad es que pensaba que no me iba a aportar nada. En cambio, al ir avanzando en la entrevista vi que el contenido del que estaba hablando Miguel Ángel era algo que me motivaba y me comenzó a interesar más. Me enseñó unos valores muy importantes que él aprendió al pasarlos en su día a día. Los más importantes son que aunque no estés en un buen momento, le sonrías  a la vida; el pedir perdón, no solo para hacer sentir bien a la otra persona, sino para realizar el bien común y sentirse bien contigo mismo.

También me ha enseñado que si crees en ti mismo puedes llegar a lograr todo lo que te propongas así pudiendo cumplir el oficio que de verdad te gusta. Además he aprendido que las redes sociales no definen a las personas, es decir, en ellas la gente intenta ser personas que en realidad no son y eso no es lo que de verdad hay que hacer. Por último, me gustó mucho que la charla nos la diera una persona famosa que parece que lo tiene todo muy fácil, pero en realidad tuvo que luchar hasta alcanzarlo. Me voy  quedar con esta charla que me ha transmitido valores muy buenos  y que además he conocido a un famoso”.

(Juan Ruiz, 3º de la ESO)

 “La charla de MIguel Ángel Muñoz me pareció muy inspiradora ya que una persona normal como él, ha conseguido su sueño esforzándose al máximo y dando lo mejor de él. También me gustaron mucho los valores que intentó enseñar como que la vergüenza no te puede limitar a hacer las cosas que quieres en la vida, o que no cuesta nada ponerle una sonrisa a la vida.

Yo creo que al final de la charla todos nos acabamos identificando un poco con él y, por lo menos yo, acabé pensando que si él pudo conseguir su sueño poniéndole esfuerzo y empeño, por qué yo no iba a poder. La charla me pareció muy entretenida y para nada cargante, él hablaba muy sinceramente y se notaba que nos entendía bastante bien”.

(Lucía García, 4º de la ESO)

 “Yo ya tenía una idea de cómo era Miguel Ángel, pero evidentemente, no se correspondió con lo que vimos ayer. A pesar de conocerle en su faceta de éxito y fama, Miguel Ángel se presentó como una persona honesta y sobretodo, decidida. La charla empezó versando sobre sus éxitos profesionales y tornó a hablar sobre su vida y su forma de ver las cosas.

Me sorprendió su esfuerzo y motivación para conseguir sus sueños y vivir de lo que le apasiona. A primera vista se presenta como una persona decidida y siempre feliz, pero un vistazo más profundo nos revela a una persona que no es perfecta.

Su pasión por el cine y la interpretación, le permitieron seguir adelante y pelear por conseguir sus metas. Actitud es lo que él destaca como necesario e infalible para alcanzar todo en esta vida. La actitud es lo que nos permite seguir adelante y no rendirnos ante los problemas. Sus referentes, su Tata, sus padres, Pepe, le han condicionado y enseñado a ser positivo e ir siempre con una sonrisa, hasta en el sufrimiento.

Miguel Ángel es una persona que también llora, también sufre y también se desmorona. Pero esa actitud que él destaca, es lo que le permite vivir y sobreponerse a los problemas. Como él dice, siempre con una sonrisa.

En conclusión, de el pequeño ratito que compartimos con Miguel Ángel he sacado importantes enseñanzas y ganas de seguir escuchando sus vivencias por mucho tiempo más”.

(Alumna, 1º de Bachillerato)

 “Es curioso cómo la fama y los medios mitifican a las personas, enseñándonos sólo las partes que venden o que saben que conseguirán más clics.

La charla con Miguel Ángel nos pilló por sorpresa, no conocía apenas nada sobre él, ni sabía de su trabajo. Miguel fue en todo momento sincero, no le costó nada abrirse a nosotros. Lo primero que captó mi atención fue el hecho de que hubiera coincidido con grandes del cine español como Fernando Fernán Gómez. Sin embargo, la transparencia y honestidad con la que nos habló transformó rápidamente la temática de la charla de su profesión y el mundo de la interpretación a una charla sobre filosofía de vida.

Si se pudiese resumir su manera de ver la vida en una sola palabra, sería sin duda, actitud. Miguel Ángel se nos mostró como una persona feliz, y evidentemente afortunada, sin ningún motivo por el que ocultar que era un privilegiado. Sin embargo, también nos enseñó su lado más humano, su sufrimiento y cómo había superado las dificultades que se le habían impuesto, tenía suerte de poder vivir de su hobby, pero él también se lo había ganado, siempre se había esforzado y había aprovechado sus oportunidades. Y entorno a esta mecánica fue girando toda la charla, actitud, actitud para ser feliz, actitud para superar los problemas, Miguel Ángel lo tenía claro y así nos lo mostró. Para todo en la vida, hay que presentar actitud”.

(Jesús Vaquero, 1º de Bachillerato)

 “Ayer presenciamos una entrevista llevada a cabo por el departamento de religión con Miguel Ángel Muñoz. Solo conocía su faceta de artista, sin embargo, ayer contestando a un par de preguntas sobre su vida, tuve la suerte de ver aquello que no se ve a través de las cámaras.

Desde las butacas, nos hablaba una persona cercana, honesta y bondadosa; que siempre va sonriendo y no deja que la negatividad llegue a su vida. A pesar de ser una persona de interés público, nos mostró su versión más humana, enseñándonos que todos tenemos sueños y que a pesar de que siempre nos encontraremos con “situaciones a resolver” no podemos dejar que eso nos quite las ganas de llegar a ser lo que queremos. Personalmente, lo que más me impactó fue su filosofía de vida. Siempre está dispuesto a ayudar a los demás y a encontrar la manera de llevarse bien con todo el mundo. Me sentí muy inspirada por sus valores.

Esa tarde, al llegar a casa, recibí una noticia muy mala respecto a la salud de una persona a la que quiero mucho. Probablemente, otro día me hubiera venido abajo y no hubiera sido capaz de mirar las cosas con positivismo. Sin embargo, ayer fui capaz de calmarme y confiar en la fuerza de esta persona. Pensé que Dios la está cuidado y que saldrá de esta. Gracias a Pepe y a Jorge por organizar la entrevista; pero, sobre todo, gracias a Miguel Ángel, por abrirse a nosotros y llegarnos de esta manera. Lo que aprendí no solo me ayudó ayer, sé que me va a ayudar el resto de mi vida”.

(Alumna, 1º de Bachillerato)

 

¡Gracias a todos por dedicar un rato de vuestro tiempo para compartir vuestras impresiones del encuentro con Miguel Ángel Muñoz y Pepe Casanova!